fbpx

Conducir embarazada: 5 consejos cuando estés al volante

Conducir embarazada: 5 consejos cuando estés al volante

conducir-embarazada-5-consejos-para-futuras-madrazas-al-volante

Conducir puede resultar una tarea fácil para cualquier persona, pero, para otras, puede no serlo tanto. Cuando se trata de conducir embarazada la cosa se complica un poco más. Los dolores propios de este período, el malestar general, dolores de espalda… Todo influye en la conducción, más aún en este caso particular.

En nuestro concesionario oficial SEAT J.R. Valle nos preocupamos por absolutamente todos nuestros clientes. Pero en este caso nos gustaría prestar especial atención a este grupo de mujeres valientes que, a pesar de sufrir inclemencias y dolores propios del período de embarazo, son capaces de seguir conduciendo en su rutina diaria. ¡Seguro que estos 5 consejos te serán de gran utilidad!

¿Qué precauciones debo seguir al conducir estando embarazada?

Es normal que, toda familia se preocupe por el bienestar del bebé que se está gestando. Es por ello que debes protegerlo al volante, sigue estas recomendaciones que pueden despejar tus dudas.

medidas-prevencion-conducir-embarazada

No es recomendable conducir cuando se sufren contracciones, alteraciones del embarazo o riesgo de parto prematuro.

Conducir embarazada con el cinturón de seguridad, ¡siempre!

Si ya es obligatorio usar el cinturón de seguridad en personas que no están embarazadas, en las que sí lo están, es más necesario todavía. Al menos desde la nueva ley de 2006. Colócate la banda ventral lo más baja posible, para que te retenga por la pelvis y así evitar que haga fuerza sobre el feto. La banda diagonal debe colocarse sobre el abdomen, entre los senos y apoyándose en la clavícula.

Sin embargo, se puede conducir sin el cinturón de seguridad siempre que tengamos una preinscripción médica que así lo indique.

El riesgo de lesiones fetales graves se reduce a la mitad

Sin el cinturón de seguridad el riesgo de sufrir lesiones fetales graves aumenta más de un 50%. Si tuviéramos un accidente, podríamos ocasionar lesiones como el desprendimiento de la placenta o la rotura uterina. Esto es lo que ha dicho el responsable de Ginecología del Centro de Atención y Rehabilitación Sanitaria de SEAT.

Distancia de 25 centímetros hacia el volante

Conducir embarazada implica ocupar un espacio mayor entre el volante y el asiento. Por eso, para evitar lesiones en un accidente, lo recomendable es colocar el volante a 25 centímetros de la conductora, debido al contacto directo de la parte de abajo del aro con el vientre de la madre.

Conducir embarazada con seguridad y comodidad mes a mes

Obviamente, no es lo mismo conducir embarazada en el primer mes de gestión que en el tercero, el quinto o el último. Cada mes la cosa se complica. Por eso es conveniente regular el asiento mes a mes, es decir, ir modificando el asiento, colocar el respaldo lo más recto posible y sentarnos de forma adecuada, conforme va pasando el tiempo.

La banda pélvica es un complemento que no tienes que descartar a la ligera

Algunas conductoras embarazadas en estado avanzado prefieren usar este complemento que se coloca debajo del vientre. Su uso no es obligatorio, pero puede ayudarte a mantenerte cómoda y en una postura recta.

Estos son algunos consejos que desde nuestro concesionario queremos darte a conocer para que tu conducción sea cómoda, pero, sobre todo, segura. A veces, estas medidas de seguridad pueden marcar una diferencia crucial cuando se tiene un accidente de tráfico y se está embarazada.

Deja una respuesta