pruebas-bajo-cero-seat

Así son las pruebas extremas de los vehículos SEAT en el Ártico

Valencia no es precisamente una zona de frío extremo ni de nieve. Aquí rara vez los termómetros marcan menos de cero grados. Pero, ¿cómo de fiable es un SEAT a 35 grados bajo cero? La empresa prueba sus vehículos antes de lanzarse al mercado para asegurar que su conducción es precisa y adecuada en diferentes situaciones.

En un punto cercano al Círculo Polar Ártico, ingenieros de SEAT ponen al límite hasta 90 vehículos cada año. Así garantizan la fiabilidad de todos sus elementos antes de salir al mercado. Solo llevando al extremo de forma intensa podemos asegurarnos de que cada SEAT va a responder al 100% ¿Cuáles son estas pruebas?

¿Cuáles son las pruebas de SEAT con un temporal helado?

Puede que en la Comunidad Valenciana no alcancemos, ni mucho menos, las temperaturas de los polos. Pero es agradable saber que SEAT prueba sus vehículos hasta el límite para comprobar que todo funciona como debería incluso en las peores condiciones.

seat-pruebas-condiciones-frio-nevado

Control de estabilidad

¿Cuán estable es un coche SEAT? Para ello se recurre a una prueba una pista circular encima de un lago helado de 6 km cuadrados de superficie. La parte interior del lago está más pulida; la exterior, menos, para favorecer el deslizamiento.

Para realizar el test, el control de tracción se desactiva en diferentes grados o incluso de forma total. Esto ofrece una conducción más deportiva, por lo que el coche puede dar más de sí y llevarlo al límite. Si el vehículo pierde la trazada, el sistema ESC (control electrónico de estabilidad) corrige las ruedas para recuperar la trayectoria.

Test de frenada

La frenada es vital, sobre todo en las distancias cortas que es donde te la juegas. Para ello, se emplea una pista de 200 metros con dos superficies diferentes: alta y baja adherencia. Uno de los carriles está calefactado a una temperatura de 10 grados para evitar que el asfalto se congele; el otro se enfría a -16 grados para que el hielo se mantenga intacto.

Gracias a esta prueba se calibra el sistema ABS, que ayuda al conductor a controlar la estabilidad del vehículo en las condiciones más extremas. Por ende, la frena podrá ser perfecta en cualquier situación.

Prueba de aspiración

La finalidad de este test es comprobar que el filtro de aire del motor no se obstruye cuando se circula dentro de una nube de nieve producida por otro vehículo. Entonces, es necesario que dos vehículos entren en acción para comprobar que el que va detrás sigue funcionando como debería y no tiene problemas de pérdida de potencia en el motor.

La prueba es sencilla, el primer coche levanta la nieve y el segundo es el cual se pone a prueba. Los vehículos circulan a 80 km/h, y se realiza un recorrido de 50 km. Una vez finalizado el trayecto, se comprueba que el filtro no se haya saturado evitando que el motor pierda potencia.

Análisis de ruidos

Los ruidos son molestos, y es por ello que la empresa siempre comprueba que no existan. Algunas de las tres mil piezas que forman un coche se contraen, por lo que debe ser detectado para poder solucionarlo para una plácida conducción en condiciones desfavorables de frío. Para analizarlos, los coches recorren varios tipos de superficies a diferentes velocidades.

Una de las variantes de esta prueba consiste en hacer pasar los vehículos, múltiples veces, por un tramo de 30 metros repleto de bandas rugosas a una velocidad de entre 20 y 30 km/h. Un carril está calefactado a una temperatura de 10 grados para evitar que el asfalto se congele mientras que el otro se enfría a -16 grados para mantener el hielo intacto.

30.000 km de uso intensivo

Los vehículos SEAT recorren un total de 150.000 km en estado de prueba antes de que el modelo sea puesto en el mercado, de esta forma se garantiza que tras el paso de los años y los kilómetros recorridos alcance una mayor vida útil.

Los 30.000 km son recorridos para realizar el test de durabilidad en carreteras nevadas y con hielo. En diferentes condiciones, que sirve para analizar el desgaste que pueden sufrir con los años.

Tras acabar el recorrido y con todos los datos obtenidos, es el turno de que sean procesados por los ingenieros de SEAT. Gracias a ello, la empresa se asegura que los futuros conductores estén seguros al volante bajo cualquier condición.

En este vídeo puedes ver las pruebas extremas a las que los ingenieros de SEAT someten a los vehículos para garantizar su fiabilidad en cualquier situación. ¡No te lo pierdas!

Seat-Digital-Cockpit
Qué es y cómo funciona el SEAT Digital Cockpit
Artículo anterior
coches-electricos-seat-2017
SEAT prepara su primer vehículo 100% eléctrico para 2020
Siguiente artículo

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *